los afiches

El 2012, cuando cumplimos 9 años, hicimos una didáctica y divertida exposición en nuestra Sala de Arte, un collage con casi todos los afiches que pudimos recopilar. Este es el texto que sirvió de resumen para esta y que aun hoy está en la pared:


LA HISTORIA DE LA ESTACION8 EN AFICHES

Cuando en el 2003 reabrimos Estacion8 siempre suplimos que el arte –en todas sus formas- seria parte del bar. Los posters (o afiches) han significado en la historia una forma de expresión artística de bajo costo y de gran difusión. Es por eso que el bar se propuso, desde el inicio, comunicar sus eventos (conciertos, exposiciones, conmemoración de fechas importantes del rock, aniversarios del bar, etc.). Pero para Estacion8 esta manera de publicidad significó dura represión por las administraciones municipales de la provincia de Huaura, especialmente entre 2004 y 2010. Es así que nuestros posters –de evidente calidad artística en relación a los demás colocados en las calles locales- fueron especialmente arrancados por serenos de las paredes y hasta violentamente de las manos de jóvenes y señoras encargadas de su pegado. Es decir, los afiches de Estacion8 “incomodaban” mientras que los de ¡calatas, striptease de dudosa calidad, cursos de repostería y “ayuda para el atraso menstrual” si adornaban las paredes huachanas!...


Pero como de toda mala experiencia se obtiene siempre algo bueno decidimos crear la página web del bar que aun hoy, después de 9 años, sigue siendo la única .com propia de un local nocturno huachano. Algunos de estos afiches nunca fueron vistos en las calles (como por ejemplo el extraño afiche del III año).


En esta pared es fácil distinguir los afiches diseñados por Estacion8 de los hechos por otros locos entusiastas porque los primeros no tienen avisos publicitarios.


Fotocopiados o impresos; en couche o bond; en blanco y negro o en colores; grandes o pequeños; cuadrados o redondos, estos son los afiches de Estacion8, muy esperados por coleccionistas.


Esta es pues nuestra historia, la historia de Estacion8 en afiches, que ¡cómo no! es también la historia del Huacho no oficial.